Open/Close Menu Centro de reconocimientos médicos para conductores, armas, Fisioterapia y osteopatía, Psicología, acupuntura , cursos de socorrista y desfibrilador
+34 948 233 101 - +34 616 808 845
Lunes a viernes 08:30 a 13:30 / 16:30 a 19:30
Sábados de 09:00 a 13:00

Como norma general y salvo excepciones como la del carnet de coches automáticos, el permiso de conducir más generalizado es el B. Este permiso de conducir habilita a su autorizado a circular por la vía pública con automóviles cuya masa máxima autorizada no exceda de 3.500 kg y que estén diseñados y construidos para el transporte de no más de 8 pasajeros además del conductor.

Además de esto, el permiso B de conducir permite circular con conjuntos de vehículos acoplados compuestos por un vehículo tractor de los que autoriza a conducir el permiso de la clase B y un remolque cuya masa máxima autorizada exceda de 750 kg, siempre que la masa máxima autorizada del conjunto no exceda de 4.250 kg. Por si no fuera poco, este permiso también te habilita para circular con triciclos, cuadriciclos a motor y motocicletas que no excedan los 125 cc -aunque para esto hace falta tener una antigüedad de al menos 3 años-.

Aunque el abanico es bastante generoso, con el paso de los años, rodar con un vehículo cuya masa máxima autorizada no exceda de los 3.500 kg ha empezado a quedar cada vez más ajustado. Hoy en día no es extraño hablar de vehículos de más de 2.500 kg o incluso de pesos superiores y ojo, porque con la revolución de sector, el peso no va a ir a menos, sino a más.

Con las nuevas tecnologías y los nuevos sistemas de asistencia y seguridad, los vehículos cada vez pesan más. Mayores paquetes de baterías, combinaciones de sistemas eléctricos y de combustión, multitud de centralitas y eso sin olvidar lo que ya de por sí llevábamos en el coche con anterioridad, ocupantes, equipaje, etc…

A pesar de lo que se especifica en la legislación vigente sobre el permiso B de conducir, ahora, tal  y como han comentado desde Europa Press, la DGT autorizará a los vehículos ecológicos a que sus propietarios puedan circular conduciéndolos con el permiso B siempre y cuando estos modelos no sobrepasen los 4.250 kg, algo con lo que si no se produjera la adaptación, se debería de conseguir el permiso C de conducir para poder rodar con ellos.

Este aumento en el peso ha sido promovido por la Organización Empresarial de la Logística y el Transporte pero ojo, porque para que se haga efectivo el cambio todavía habrá que esperar a la modificación de la directiva europea del CAP que tranquilo, ya ha sido aprobada por la UE.

Sin duda alguna, este tipo de medidas son de agradecer y aunque a algunos pueda parecerles un peligro el hecho de que los transportes particulares de pasajeros hayan crecido notablemente en peso en los últimos años, solo queda decir que es lo que hay. No podemos exigir poco peso si exigimos por otro lado que los vehículos sean eléctricos o usen combustible alternativos y cuenten con autonomías más que razonables.

Fuente: Autonocion.com