Open/Close Menu Centro de reconocimientos médicos para conductores, armas, Fisioterapia y osteopatía, Psicología, acupuntura , cursos de socorrista y desfibrilador
+34 948 233 101 - +34 616 808 845
Lunes a viernes 08:30 a 13:30 / 16:30 a 19:30
Sábados de 09:00 a 13:00

Es importante saber distinguir el hambre física de la emocional, para poder detectar los detonantes y evitar una ingesta excesiva que arruine tu dieta.

Las principales hormonas implicadas en el control del apetito son insulina, glucagón y cortisol. La insulina puede modificar el inicio y el final de la ingesta alimentaria, es uno de los principales factores que regulan el apetito, según recoge mujerhoy.

La leptina y grelina son dos hormonas complementarias en su influencia sobre el apetito. La leptina actúa como un lipostato, es decir, cuándo tienes poca grasa almacenada activa el apetito (baja su concentración).

La presencia de comida y bebida en el estómago y en el intestino y la presión resultante que ejercen regulan la ingesta de alimentos. La grelina es producida por el estómago y activa tu apetito cuando tu estómago está vacío y lo calma cuando el estómago está lleno.

La hormona colecistoquinina promueve la saciedad como respuesta a la ingesta de grasas. Se secreta en el intestino delgado.

El hipotálamo es la región del cerebro que regula el consumo de alimentos y el gasto de energía. Modula casi todos los factores que regulan el apetito. Así, el hipotálamo lateral es el centro de la alimentación y el ventromedial el de la saciedad.

El núcleo arcuato contiene dos grupos distintos de neuronas que reciben señales estimuladoras del hipotálamo lateral y señales inhibitorias del hipotálamo ventromedial y viceversa.

Resultado de imagen de hambre fisica y emocional

FUENTE: “Periodista Digital”