Open/Close Menu Centro de reconocimientos médicos para conductores, armas, Fisioterapia y osteopatía, Psicología, acupuntura , cursos de socorrista y desfibrilador
+34 948 233 101 - +34 616 808 845
Lunes a viernes 08:30 a 13:30 / 16:30 a 19:30
Sábados de 09:00 a 13:00

Por si a alguien le mordía la curiosidad, seguimos sin tener una solución para la poca visibilidad del paso de peatones cerca del colegio de mis hijos y por extensión ninguno de los que presenten el mismo problema va a ser mejorado hasta el próximo mes de agosto como pronto, ya que estamos esperando, según fuentes del ayuntamiento, a que entre una nueva ley que impedirá aparcar a una distancia inferior a 5 metros del paso de peatones.

Como siempre, conocemos el riesgo pero como no es obligatorio pues ya lo harán cuando lo sea. Hablando de este tema, el otro día junto a unos amigos salió la siguiente reflexión ¿qué esperan? ¿a qué muera alguien para hacer algo? A lo que uno de nosotros dijo: “ni siquiera eso, porque los muertos no votan”. Momento de reflexión y silencio.

Dicho esto sobre la seguridad como peatones, hoy me voy a centrar en la seguridad de los niños dentro de los vehículos en sus sillas y dispositivos de seguridad. Parece mentira que siendo nuestros hijos lo que más queremos de nuestras vidas y habiendo estudios, incluso recomendaciones de la DGT, desde 2013 que demuestran que la circulación de estos niños hasta los 4 años debe ser a contramarcha, es aún raro ver a estos pequeños ubicados en esta posición y con las sillas adecuadas. Por si fuera poco se desaconseja totalmente por muy peligroso que los menores de 15 meses circulen a favor de la marcha.

¿Por que circular a Contramarcha es mejor que a favor de la marcha? Porque reduce las posibilidades de muerte en caso de accidente. Sin lugar a dudas, uno de los motivos de peso que viene a avalar la importancia de ir a contramarcha es que se reducen considerablemente las posibilidades de muerte en caso de que se produzca un caso de accidente. En concreto, se establece que esas disminuyen hasta un 90 %.

Y eso es debido a que, al ir sentados de esa manera, si se produjera una colisión u otro accidente similar, se consigue que el cuello del menor en cuestión, que aún es muy débil para soportar el gran tamaño de la cabeza respecto a su cuerpo, sufra menos presión. En concreto, de esta manera padece un menor impacto que si fuera sentado en dirección a la marcha. Sí, porque las fuerzas del impacto se reparten por todo su cuerpo y no se centran únicamente en lo que es su cuello y su cabeza.

Las lesiones óseas y neuronales disminuye por la menor presión sobre el cuello al ir a contramarcha, se consigue además reducir los riesgos de que el pequeño sufra una lesión grave en caso de accidente.

Según los últimos estudios llevados a cabo, al parecer, viajar a contramarcha permite disminuir esas posibilidades de grave lesión en un 75 % aproximadamente. Y es que, al producirse el impacto teniendo esa posición en el coche, las fuerzas del mismo se repartirán por todo su cuerpo lo que hará que tengan menos energía para ocasionar una grave lesión en un parte concreta de su organismo.

Siempre hay argumentos y tópicos que hablar mal de la contramarcha y los vamos a tratar ahora. Muchos de ellos son directamente mentiras.

1- No puedes ver cómo van en el viaje. En la actualidad existen espejos retrovisores que se pueden colocar en uno de los cabeceros de los asientos traseros. De esta manera, se podrá ver perfectamente cómo se encuentra el pequeño.

2- A contramarcha los niños se marean mucho más. Científicos han demostrado que esto es falso básicamente porque los niños aún no han conseguido desarrollar por completo el llamado sistema vesicular que es el trae consigo que nos mareemos. Este va evolucionando con el paso del tiempo

3-Las sillas a contramarcha no son más caras y existen distintos tipos y marcas en el mercado para que se adapten a tu vehículo.

Por supuesto este es un producto que necesita de un asesoramiento muy especializado por lo que no vale comprarla por internet, que nos la explique un amigo o que nos la pase el cuñado porque su hijo ya es mayor. Estos dispositivos tienen una durabilidad y bajo ningún concepto se pueden volver a utilizar si ha habido un accidente y ha saltado el airbag.

Los niños que fallecen en accidentes de tráfico muchas veces se podrían haber salvado con una correcta silla y con una buena sujeción . Es necesario perder unos minutos en asegurar correctamente al niño sin prisas y nunca escatimar presupuesto a la hora de comprar una silla que le va a salvar la vida. Si sacas cuentas la silla a contramarcha te va a costar menos de la mitad de lo que pagas al mes por tu línea de móvil.

Los padres tenemos que conseguir que el uso de estos dispositivos a contramarcha sea algo habitual y en los que tenemos que invertir no sólo dinero sino el tiempo necesario para colocarlo correctamente. Nuestros hijos se acostumbran a lo que les ofrecemos de manera que si desde pequeños van a contramarcha para ellos será lo habitual y nosotros somos los responsables de entretenerlos mientras hacemos los trayectos diario que normalmente no duran más de 15 minutos. En el caso de tener dos vehículos las silletas “buenas” deben ir en el que usamos diariamente con ellos no reservarlas para los largos viajes que hacemos de vez en cuando. Aunque los accidentes siempre les ocurren a “los demás” vamos a tener en cuenta estas recomendaciones, por si acaso.